sábado, 31 de enero de 2009

Crisis.


En un pequeño barrio de una gran ciudad
se encontraba de paso un adepto taoísta.

En cierta ocasión un vecino preguntó:

¿Por qué se habla de crisis y no de
especulación y corrupción?

El adepto respondió:

Para que la especulación exista
alguien debe comprar
y alguien debe vender
alguien debe ganar
y alguien debe perder
alguien se debe enriquecer
y alguien debe empobrecer.

Para que la corrupción exista
alguien se debe comprar
y alguien se debe vender
alguien quiere ganar
y alguien no quiere perder
alguien debe imponer
y alguien debe aceptar

En todas estas condiciones
todos participan
en menor o mayor medida
de manera activa o pasiva
alternativamente son
cómplices o colaboradores
testigos o conspiradores
víctimas o ejecutores

Y cuando se comete un acto ilegal
nadie quieres ser llamado
cómplice o colaborador
testigo o conspirador
víctima o ejecutor.

Todos miran para otro lado
o señalan al de junto
y si es muy terrible el asunto
prefieren negarlo
y olvidarlo.

martes, 20 de enero de 2009

Un prestamo.


El Oscuro Aniquilador preguntó:

¿Qué es peor, haber tenido y perdido o nunca haber tenido?

El Sirviente del Ojo dijo:

Tener y No tener
Saber y No saber
Ser y No ser
son regalos del Tao.

Haber perdido es una orilla
no haber tenido es otra orilla
quien camina por la orilla
corre el riesgo de caerse.

¿Qué es mejor o peor?
son preguntas que pueden contestarse
con argumentos a favor o en contra,
palabras afirmativas o negativas.

La penúltima verdad es
que cualquier respuesta es parcial
igualmente verdadera o falsa o por lo menos
que la realidad no es lo que pensamos.

La última verdad es que no hay verdad,
es decir, que la Verdad Absoluta
no puede conocerse.

Pocos, en realidad, pueden vivir de acuerdo
a la penúltima Verdad.

Pero nadie puede vivir de acuerdo
a la última Verdad.

Tener y No tener, Saber y No Saber, Ser y No ser
todo lo que está o no está
asociado al cuerpo y a la mente,
es un regalo.

Agradezco el regalo
lo acepto en préstamo
vine con las manos vacías
así me voy.

martes, 6 de enero de 2009

Amar.


Doncella-en-la-Eternidad preguntó:

¿Se puede amar aquello que no se conoce
aquello que no se ha visto, aquello que no se ha tocado?

Sirviente del Ojo respondió:

"Conocido" y "desconocido"
son producto del juicio y del prejuicio
resultado de la jerarquización y la discriminación
de los procesos sensoriales, emocionales y mentales.

Se habla de
sensaciones conocidas y desconocidas
de
emociones conocidas y desconocidas
de
ideas conocidas y desconocidas.

pero, antes de todo esto y más allá de todo esto
un ciego puede amar sin ver
y un ignorante puede amar sin conocer
por eso, el Sabio calla
tan sólo ama.