miércoles, 8 de diciembre de 2010

Comportamiento.


El poder beneficia a los que se subordinan al poder
perjudica a los que no se subordinan al poder
y es indiferente a los que son indiferentes al poder.

El poder beneficia a las familias, a las escuelas,
a los templos, a las empresas siempre y cuando
se subordinen a los intereses de los grupos o
individuos que detentan el poder, les brinda ayuda,
asistencia, consideración y preferencia de acuerdo
a la subordinación que mantengan hacia el poder.

El poder perjudica a las familias, a las escuelas,
a los templos, a las empresas cuando no se
subordinan a los intereses de los grupos o
individuos que detentan el poder, los aísla, los margina,
los bloquea, los divide, los oprime, los vigila, los persigue,
los reprime, los castiga de acuerdo a la insubordinación o
resistencia que mantengan hacia el poder.

El poder es indiferente a las familias, a las escuelas,
a los templos, a las empresas que son indiferentes a
los intereses de los grupos o individuos que detentan el poder,
no los toma en cuenta, los ignora, los abandona, los olvida.

Ese es el comportamiento del poder.

Por eso, cuando unos suben, otros bajan,
algunos no suben ni bajan,
el resto son perjudicados y olvidados.

Cuando una minoría es la que gobierna,
no importa de cual minoría se trate
pues el poder beneficiará los intereses
de la minoría gobernante.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Esclavitud.


El concepto libertad no es la libertad
tan sólo es una representación mental.

El sentimiento de libertad no es la libertad
tan sólo es una representación emocional.

La sensación de libertad no es la libertad
tan sólo es una representación sensorial.

La libertad no es un monumento ni una estatua
no es un himno ni una bandera.

Misteriosa libertad 
que no depende de sensaciones,
emociones o ideas;
no está sujeta, no se apoya,
no está condicionada por lo superior o lo inferior,
por lo anterior o lo posterior, por lo interior o lo exterior.

Es una desgracia ser esclavo de las ideas ajenas
y una tragedia ser esclavo de las ideas propias.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Una noche fría.

imagen: Dama del Ocaso.

En un pequeño barrio de una gran ciudad
se hallaba de paso un adepto taoísta,
el Camino le condujo a una reunión
de varias personas contrarias al gobierno.

El décimo disidente quiso conocer la opinión del adepto,
se volteó a mirarlo y le preguntó:

¿Por qué tanta gente no se da cuenta que el sistema
nos oprime, manipula y exprime hasta donde puede?

El adepto respondió:

Amigo, gracias por preguntar
pudiera ser que mi respuesta contradiga tu forma de pensar
o la forma de pensar de tus compañeros,
si tal es el caso, les ruego sepan disculparme.

El Adepto continuó:

No darse cuenta es ignorancia,
darse cuenta parcialmente, es ignorancia parcial
darse cuenta según las circunstancias,
es ignorancia circunstancial
darse cuenta según las preferencias,
es ignorancia preferencial
darse cuenta según conviene,
es ignorancia convencional.

Desear una existencia material sin problemas o dificultades es
apego a la falsa creencia de que existe o puede existir una
realidad material sin problemas o dificultades,
ya sea por el cuerpo en el que se nace,
ya sea por la familia en la que se nace,
ya sea por la raza en la que se nace,
ya sea por el país en el que se nace,
ya sea por la cultura en la que se nace.

Odiar una existencia material con problemas o dificultades es
apego a la falsa creencia de que no puede o no debe existir una
realidad material con problemas o dificultades,
ya sea por el cuerpo en el que se nace,
ya sea por la familia en la que se nace,
ya sea por la raza en la que se nace,
ya sea por el país en el que se nace,
ya sea por la cultura en la que se nace.

Desear una existencia inmaterial sin problemas y dificultades es
apego a la falsa creencia de que existe o puede existir una
dimensión inmaterial sin problemas y dificultades,
fuera del propio cuerpo o en un cuerpo inmaterial,
fuera de la familia o en una familia inmaterial,
fuera de la raza o en una raza inmaterial,
fuera del país o en un país inmaterial,
fuera de la cultura o en una cultura inmaterial.

Odiar una existencia inmaterial con problemas y dificultades es
apego a la falsa creencia de que no puede o no debe existir una
dimensión inmaterial con problemas y dificultades,
sin el propio cuerpo o sin un cuerpo inmaterial,
sin la propia familia o sin una familia inmaterial,
sin la propia raza o sin una raza inmaterial,
sin el propio país o sin un país inmaterial,
sin una cultura propia o sin una cultura inmaterial.

Un sistema recibe ese nombre porque es la suma o resultado de
la acción de múltiples eventos o estructuras relacionados por
leyes de causa y efecto, no hay algo o alguien fuera del sistema
puesto que todo y todos participan de la conformación del mismo,
de manera similar no hay nada ni nadie que esté "dentro" del
sistema puesto que todos los fenómenos de la naturaleza son
transitorios, interdependientes unos con otros,
no surgen de sí mismos o por si mismos,
no desaparecen de sí mismos o por sí mismos.

Los seres vivos y las sociedades comparten estas
mismas cualidades con los fenómenos de la naturaleza,
los seres no siempre son jóvenes, no siempre son viejos,
no siempre están sanos, no siempre están enfermos,
no nacen de la misma manera, no mueren de la misma manera.
Las sociedades no siempre son ignorantes, no siempre son sabias,
no siempre son esclavas, no siempre son libres,
no siempre son autoritarias, no siempre son democráticas.

En la medida de lo posible, no colaboremos con la opresión,
la manipulación y la explotación,
ya sea porque nuestro cuerpo sea beneficiado,
ya sea porque nuestra familia sea beneficiada,
ya sea porque nuestra raza sea beneficiada,
ya sea porque nuestro país o nuestra cultura sean beneficiados.

Realicemos un esfuerzo honesto por alcanzar la liberación.

Así respondió el adepto taoísta,
en aquella ocasión la noche era fría
doce personas le escucharon
unos estuvieron de acuerdo con lo dicho
otros estuvieron en desacuerdo con lo dicho
algunos más ni estuvieron de acuerdo
ni estuvieron en desacuerdo.

Ese es el rumbo del misterioso Tao.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Participación.


La verdad y el control son ilusiones del ego.

En la selva nadie tiene el control
sólo hay cazadores y presas
con el paso del tiempo, todo cambia.

El orden natural no es ordenado
el caos es sólo la apariencia
de lo que no se entiende.

Participamos buscando la puerta de salida
manteniendo la ilusión de que estamos dentro.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Lo mejor.


Intrépido-Felino pregunto:


¿Cual es el mejor color y la mejor palabra?

Sirviente-del-Ojo dijo:

Lo visible surge a partir de lo invisible
el sonido se desprende del silencio.

La mente en su forma original está vacía
como el vacío del que pende el universo.

Una nube de partículas impacta nuestros ojos
el cristal de la percepción la fragmenta en azules y rojos.

El dragón amarillo no es amarillo
el dragón negro no es negro.

Contemplamos el sol hasta quedar ciegos
y escuchamos el trueno hasta quedar sordos.

Aquí llegamos llorando confundidos
tenemos suerte si queda alguien para despedirnos.

lunes, 26 de abril de 2010

Sinceridad.


La sinceridad es una cualidad moral
la moral es una cualidad subjetiva
lo subjetivo es una cualidad arbitraria.

La observación objetiva de los fenómenos
no es arbitraria
no se apoya en cualidades subjetivas
no tiene preferencias morales.

Lo que se destaca es el sujeto en relación a un objeto
o el sujeto en relación a otro sujeto
o el objeto en relación a otro objeto
o el objeto en relación al sujeto.

"presidente" o "empleado del mes"
sujeto u objeto
en la jerarquía todos cumplen su función
a veces como sujetos, a veces como objetos

Cuando miras una taza,
¿ésta miente o dice la verdad?

lunes, 8 de febrero de 2010

Credibilidad, credulidad.


El bien y el mal
lo correcto y lo incorrecto
lo justo y lo injusto
son valores o principios subjetivos,
se aplican de manera discrecional
según los intereses de una sociedad en lo general
y del individuo en lo particular.

La existencia de un sistema político y económico
no está basada en la credibilidad
sino en la necesidad y la conveniencia.

A lo largo y ancho de la experiencia social humana
se han inventado, planeado y propagado todo tipo de mentiras
desde las pequeñas mentiras para que los niños se porten bien
hasta las enormes mentiras que forman parte
de la historia de las naciones.

Las personas creen en la magia, en el arte,
en la religión, en la ciencia y la política.

A pesar de que la experiencia y la historia
han demostrado con creces
que no hay magia perfecta ni magos infalibles
que no hay arte perfecto ni artistas infalibles
que no hay religión perfecta ni religiosos infalibles
que no hay ciencia perfecta ni científicos infalibles
que no hay política perfecta ni políticos infalibles.

Las instituciones y los individuos respetan las leyes
cuando es necesario respetarlas
y cuando conviene respetarlas
para obtener alguna ganancia o beneficio.

Las instituciones y los individuos violan las leyes
cuando es necesario violarlas
y cuando conviene violarlas
para obtener alguna ganancia o beneficio.

Es por eso que a pesar del amor y respeto
que hay dentro de una familia
hay engaños, mentiras, secretos, robos, golpizas y asesinatos
dentro de una misma familia.

Siendo esto así, mientras las personas
crean necesario y conveniente
aceptar la mentira, el engaño, el secreto, el robo,
las golpizas y los asesinatos...

No importará quien o quienes gobiernen
ni de que color sean sus banderas o emblemas.

jueves, 4 de febrero de 2010

Hallazgo.


Fénix de Hielo dijo:

¿Por qué nos gustan los secretos?
He olvidado que soy mujer.

¿Qué puede ser secreto
si Dios se muestra al alcance de la mano?

Lo secreto tiene sentido en tanto
que será revelado.
De manera que es un momento
de la percepción.

El que busca secretos,
busca claridad.
Nada distinto de lo que hay.

En verdad no tiene importancia.

domingo, 31 de enero de 2010

Duda.

 
Dos-de-cada-cosa preguntó:

¿Tú existes o yo te cree en mi mente?

Sirviente-del-Ojo dijo:

Tu existencia y la del Otro
son formaciones condicionadas.

La energía, la materia
y los principios o leyes
que determinan su comportamiento
son las causas materiales.

Lo que no es energía ni es materia
y los principios o leyes
que determinan su comportamiento
son las causas inmateriales.

Disfruta lo que eres y lo que no eres
desenvuelve con gratitud y maravilla
el misterioso obsequio que es la vida.

Causas y efectos consumen la energía
el movimiento culmina en reposo
hasta que el vacío vuelva a colmarse.

viernes, 29 de enero de 2010

Un secreto.


Una voz lúgubre preguntó:

¿Por qué a las mujeres les gustan tanto los secretos?

Sirviente-del-Ojo dijo:

Secretos de la naturaleza
secretos mágicos
secretos místicos
secretos militares
secretos políticos
recetas secretas.

La ignorancia es debilidad
conocimiento es poder.

Discriminar es debilidad
comprender es poder.

Las personas conciben diferencias
basadas en el nacimiento o en la posición social
en el color de la piel, en el género
pero pocos comprenden
la comunión en el origen.

Para algunos es un secreto de donde proviene el agua
para otros es un secreto hacia donde va
pero todos beben de la misma agua.

Para algunos es un secreto de donde proviene la luz
para otros es un secreto hacia donde va
pero todos son iluminados por la misma luz.

No hay un agua para los hombres y otra para las mujeres
así como no hay una luz para los hombres y otra para las mujeres.

Los que gustan de los secretos
pretenden controlar el rumbo de la existencia
atesorando pedazos de información
como si fueran joyas o monedas
piensan que de esa manera pueden obtener poder
sobre si mismas o sobre los demás.

Las monedas pierden valor, se devalúan,
los tesoros enterrados se corrompen, se pierden,
todo el mundo los menciona
pero nadie recuerda el lugar
donde se encuentran.

lunes, 18 de enero de 2010

Resistencia.

imagen: Dama del Ocaso.

La Dama del Ocaso dijo:

La dicha no tendría sentido si la desdicha no existiera.
La parte no es el todo.
Al equilibrio entre ambas llamamos vida.

El sufrimiento sólo se produce
cuando se ofrece resistencia a lo que "es",
porque la mentira se alimenta de esta forma.

La verdad, el vací­o, no exige nada porque nada necesita.
Todo es un obsequio.